El intendente recorrió obras hidráulicas que la Municipalidad realiza en Belén de Escobar y Garín

El intendente Ariel Sujarchuk supervisó importantes obras hidráulicas que la Municipalidad realiza con fondos propios en distintos barrios de las localidades de Belén de Escobar y Garín, y que tienen incidencia directa sobre los arroyos Tajamar y Las Lolas, evitando anegaciones en zonas que hasta hace poco se inundaban ante fuertes lluvias como las producidas en las últimas semanas.
La recorrida del jefe comunal comenzó en el barrio La Chechela de Belén de Escobar, en la calle 9 de Julio, donde el municipio destinó una inversión de $3 millones para la readecuación de sumideros que mejorarán la captación de las aguas superficiales en la cuenca media del arroyo Tajamar. Esta obra contempla la reconstrucción de desagües de pavimento y en la colocación de cañerías nuevas con sus respectivas cámaras. Una vez culminados los trabajos, se reducirán notablemente los anegamientos en este sector, donde los antiguos sumideros resultaban insuficientes para captar y conducir los importantes volúmenes de agua que se generan en el barrio.
Luego, Sujarchuk se trasladó a Garín donde concluyeron las obras de rectificación del arroyo Las Lolas en el barrio Cabot, con la instalación de nuevas cañerías de 1200 milímetros que permitieron la apertura de la calle San Javier, mejorando las condiciones de escurrimiento y complementando el alivio que generan los reservorios municipales ubicados cuenca abajo, a la altura de la calle Zabala. Con una inversión municipal de $10 millones, estas obras también benefician a los barrios San Jacinto y San Javier, donde el aumento de la urbanización producido en los últimos años generó modificaciones en el cauce natural del arroyo y produjo serias consecuencias ante lluvias de medianas y gran intensidad.
“Recorremos las obras hídricas porque no solo las hacemos sino que después controlamos que funcionen bien. Se trata de una demanda que lleva muchísimos años en Escobar y por primera vez los vecinos están acompañados por un Estado municipal presente que trabaja de manera planificada para mitigar las inundaciones. Estos trabajos cambian la calidad de vida de los barrios, que hasta hace poco, con una fuerte lluvia como las de días atrás, se inundaban. Ahora, apenas desbordó un poco el arroyo Bedoya pero por la basura acumulada en la vía pública, algo que podemos evitar si entre todos tomamos conciencia del cuidado del espacio público. Esta parte del distrito deja atrás el abandono estatal que sufrió durante tanto tiempo”, enfatizó Sujarchuk.
Fuente: escobarnews.com