Un peligroso delincuente se suicidó dentro de un kiosco de Maquinista Savio

La Secretaría de Seguridad y Prevención Comunitaria de la Municipalidad de Escobar informó que un peligroso malviviente con graves antecedentes penales se suicidó con un disparo en la sien al verse acorralado por agentes de la Policía Local de Escobar dentro de un kiosco del Barrio Amancay, en Maquinista Savio.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado, cuando personal policial recibió un alerta del servicio de emergencias 911 que daba cuenta de un conflicto familiar en una vivienda de la calle El Zorzal, en barrio Amancay. Según el testimonio de la mujer que habita la casa, su ex pareja Cristian Nahuel Romero se había presentado en el domicilio y, luego de efectuar varios disparos “al aire”, mantuvo una fuerte discusión por la tenencia de la pequeña hija de ambos.

Perseguido por los efectivos de seguridad, que llegaron a la zona de manera inmediata, Romero entró de manera intempestiva a un kiosco ubicado a metros de la vivienda de su ex pareja. Al sentirse acorralado, se disparó un tiro en la sien derecha y cayó muerto detrás de una heladera industrial del local.

El malviviente tenía pedido de detención por protagonizar distintos hechos delictivos y entre sus pertenencias se secuestraron 14 envoltorios de cocaína para comercializar al menudeo. Romero también estaba señalado por algunos testigos como partícipe del crimen de Abel Acevedo, un joven de 22 años oriundo de Barrio Amancay que fuera asesinado con un disparo de arma de fuego desde una motocicleta en un confuso episodio sucedido el pasado 8 de octubre.

Fuente: escobarnews.com