Pablo Ramos salió a defender el canje de tierras para ampliar el cementerio de Escobar

Mediante una permuta de tierras fiscales a cambio de lotes linderos al cementerio de Belén, la Municipalidad de Escobar amplió en 75.000 metros cuadrados la capacidad de una de las necrópolis del distrito. El proyecto de ordenanza se aprobó en el Concejo Deliberante, junto con un segundo proyecto que prevé la construcción de un crematorio municipal, salas velatorias y cámaras mortuorias. De esta manera, la gestión del intendente Ariel Sujarchuk soluciona un grave problema que arrastraba el distrito desde hace años: el colapso de sepulturas que obligaba a los escobarenses a sepultar a sus familiares en otros municipios.

“Lo primero que la gente debe saber es que la situación era límite tanto en el cementerio de Belén como en el de Garín. Ya no había espacio físico para realizar sepulturas y debíamos resolverlo de manera urgente. Al mismo tiempo, no teníamos recursos económicos para adquirir nuevos terrenos por lo tanto esta operación de permuta fue una gran solución, que además no le costó un solo peso al municipio”, explicó el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Escobar, Pablo Ramos.

Los terrenos adquiridos tienen una superficie de casi 75.000 metros cuadrados, mientras que las parcelas cedidas totalizan 7.500. De esta manera, el municipio multiplicó por diez su patrimonio de tierras fiscales.

“Las parcelas que tenía el municipio eran muy pequeñas y estaban distribuidas a lo largo del partido. No sólo no servían para solucionar el problema de los cementerios sino que ni siquiera eran aptas para construir un jardín o un centro de salud. Por eso creemos que ésta fue la mejor decisión”, explicó Ramos.

Por otra parte, desde diciembre pasado, la Municipalidad realiza mejoras en la administración del cementerio de Garín. De esta manera, luego de 15 años, vuelve a tener espacio para realizar nuevas sepulturas, un hecho muy valorado por los vecinos de la localidad y de las zonas aledañas. Por otra parte, también se concretaron tareas de limpieza y mantenimiento, no sólo en el predio interno, sino también en el mejorado de la calzada de la calle Misiones, para que todos los escobarenses tengan una vía de acceso más rápida, segura y accesible.

“La buena administración que llevamos adelante se refleja en la confianza del vecino. De diciembre a esta parte, la recaudación creció 40% en el cementerio de Belén y un 300% en el de Garín. A pesar de que son tiempos de inflación y tarifazos de servicios públicos, se redujo la tasa de morosos, pero también muchos se acercaron y volvieron a pagar porque notan que hoy los cementerios están mejor cuidados y mantenidos”, concluyó Ramos.

Fuente: escobarnews.com