Mons. Pedro María Laxague asumió como nuevo obispo de la diócesis de Zárate – Campana

El sábado 19 de diciembre Mons. Pedro Laxague asumió como nuevo obispo diocesano en una misa celebrada en la plaza frente a la Catedral Santa Florentina en Campana. Ante la presencia de autoridades provinciales y municipales inició su ministerio episcopal el obispo nacido en Coronel Pringles, provincia de Buenos Aires.

También participaron 25 obispos de todo el país, sacerdotes de la diócesis y una importante cantidad de fieles que llenaron la plaza de Campana. La misa comenzó con la lectura de las autoridades presentes, entre otros el secretario general de la gobernación de la provincia, Lic. Fabián Perechodnik, y por parte de la dirección provincial de culto, el Dr. Gustavo Bazán.

Ellos hicieron llegar a Mons. Pedro Laxague el saludo de la Sra. gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Luego llegaron en procesión el arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, y el obispo electo de Zárate – Campana, Mons. Pedro Laxague, acompañados de obispos, sacerdotes, diáconos y seminaristas.

A continuación se leyó el nombramiento del nuevo obispo diocesano por parte del Papa Francisco. Luego, como lo indica el protocolo, el arzobispo de La Plata entregó los signos episcopales (la sede y el báculo) al nuevo obispo de Zárate – Campana, iniciándose de ésta manera su ministerio. En una homilía breve pero intensa, Mons. Laxague se refirió a la primera lectura, en la que el profeta anuncia que Jesús ‘los mantendrá de pie’. “Este Obispo que les tocó, hoy delante de ustedes, viene para que estén tranquilos. (…) Dios aquí estoy, yo vengo para hacer tu voluntad. Créanme, que hace un tiempo me da vueltas esta frase. El Señor pide que yo me ponga entero de pie con ustedes, para caminar juntos. No vengo a sentarme, vengo a salir, dar mi vida aquí. Hoy quiero darme a ustedes: ‘sal de tu tierra Abraham’. Dejé un sector de la Iglesia, y vengo a éste sector; vengo sin nada pero estoy entero para ustedes, recuérdenmelo. Vengo acá a sumarme, a escucharlos, a estar cerca. Somos todos iguales a los ojos de Dios. Lo importante es que pongamos nuestra vida de pie, saliendo al encuentro de nuestros hermanos”, reflexionó.

El nuevo Obispo agradeció la presencia de todos los sacerdotes y religiosas que lo acompañaron, “ellos vienen por ustedes”, en especial la del Arzobispo de La Plara Mons. Héctor Aguer, la del Nuncio Apostólico en Argentina Mons. Emil Paul Tscherrig, quien representa al Papa Francisco, y finalmente la del Cardenal Primado Mons. Mario Poli. También hizo una particular mención al Padre Justo, quien estuvo como administrador diocesano mientras se esperaba la asunción del nuevo obispo.

“Cuando el Papa me encomendó esta misión especial, no me dijo dónde iba a ir. Se me cruzó por la mente en la noche del Sínodo de la familia que venía a Zárate-Campana, y yo no sabía nada. Aún no sé nada, y no me interesa, vengo a escuchar. Vengo como pastor”. Asimismo, pidió rezar por aquellos tres obispos que lo precedieron; “vamos a rezar mucho por ellos. Recen también por el de ahora, Dios los bendiga a todos”, cerró.

Al finalizar la misa el flamante obispo de Zárate – Campana se reunió brevemente con los periodistas, con los que tuvo palabras de aliento para las ciudades de la diócesis, y con motivo de la Navidad alentó a que “caminemos juntos, que estemos juntos en torno a Jesús como Él nos pidió, (…) preocuparnos por el que tenemos cerca, no pasar delante de nadie, siempre estar atento al prójimo, animar y animarnos, contagiar la alegría de Dios, (…) estar unidos”. Prometió visitar las ciudades de la diócesis y ayudar a las autoridades; “estar cerca, es lo que nos pidió Jesús”.

Pedro María Laxague Sujarchuk

El intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, también participó de la asunción de Monseñor Pedro Laxague.

Allí el Jefe comunal comentó que “Con otros intendentes de la zona tuvimos la fortuna de intercambiar unas palabras con Monseñor Pedro y me impresionó su humildad y ganas de trabajar por los más humildes de la región. Me quedo con las palabras dichas durante su misa, donde enfatizó que viene a caminar estas tierras para entregarse por entero a las necesidades de su pueblo”.

En el palco de honor, Sujarchuk estuvo acompañado de Fabián Perechodnik, secretario General del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, en representación de la gobernadora María Eugenia Vidal, del intendente de Campana, Sebastián Abella, quien recibió a Sujarchuk antes de la ceremonia, y de los jefes comunales de, Zárate, Pilar, Exaltación de la Cruz, Baradero y San Antonio de Areco, municipios que conforman la diócesis que gobernará Monseñor Pedro, el cuarto obispo desde su creación en 1976.

Fundada el 21 de abril de 1976 por el beato papa Pablo VI, la diócesis de Zárate-Campana comprende una superficie total de 5.924 kilómetros cuadrados y una población de 720.000 habitantes, de los cuales cerca del 90 por ciento se proclaman católicos.

Según la Guía Eclesiástica Argentina, la diócesis de Zárate-Campana cuenta con 33 parroquias y 89 capillas e iglesias no parroquiales; 78 sacerdotes (54 diocesanos y 24 religiosos); 11 diáconos permanentes, 14 religiosos no sacerdotes, 32 seminaristas mayores, 84 religiosas y 66 centros educativos de la Iglesia.

Fuente: escobarnews.com