La Asociación Japonesa de Escobar compartió sus tradiciones con toda la comunidad

Este domingo las instalaciones de la Asociación Japonesa de Escobar se vieron colmadas de gente que, de boca en boca, se convocaron a una nueva edición de su ya tradicional Feria en la que los visitantes pudieron disfrutar de todas las tradiciones niponas.

Ni bien las puertas se abrieron (puntualmente a las 12) la gente comenzó a formar filas para saborear de un variado menú de comida japonesa que fueron desgustados tanto con cubiertos occidentales, como con los infaltables saibashi (o palillos japoneses).

Algunos se llevaban la comida a sus casas, pero la mayoría optó por comerla en el patio de la institución que quedó chico para tantos concurrentes. De hecho, cuando se acabaron las mesas, la gente se sentó en los cordones de la calle César Díaz para almorzar.

ohno

Pero gastronómicamente hablando, el plato fuerte llegó a las 13, cuando Takehiro Ohno, el reconocido samurai de la cocina, subió las escenario para compartir sus secretos con los amantes de la comida japonesa.

Con la humildad que lo distingue, Ohno bajó y subió un sin fin de veces de la plataforma para sacarse fotos con sus seguidores mientras hacía los preparativos para su presentación que, como siempre, dejó a más de uno con ganas de ver un poco más.

Pero la feria no fue solo comida. Hubo un paseo de compras con miles de productos japoneses que fueron arrasados por los visitantes.

Y si algo le faltaba a la fiesta, nada mejor que la música, y si es de la buena mucho mejor.

Una demostración de taiko le puso el broche de oro a una tarde inolvidable estremeciendo la gente con sus tambores y su inconfundible ritmo que fue reconocido con vivos aplausos de los presentes.

Fuente: escobarnews.com