Sujarchuk se cortó solo con un contundente triunfo en las PASO

Se caía de maduro quienes iban a estar en el podio, el interrogante era por cuanto se impondría el ganador y cuantos puntos le sacaría a sus adversarios en esta primera instancia del proceso electoral que buscará al sucesor de Sandro Guzmán en la Municipalidad de Escobar.

El misterio se fue revelando poco a poco después de las 22.30 hs., y mesa tras mesa escrutada, confirmaba un claro y contundente triunfo del pre candidato por el FpV, Ariel Sujarchuk, quien se cortó solo del resto de los aspirantes con el 41,06% de los votos. Y Carina Derganz, que le hizo frente al funcionario de Desarrollo Social, no le hizo mella. A penas sedujo a 1446 electores.

Leandro Costa, por el Frente Cambiemos, ocupó un cómodo segundo lugar con el 25,59%, a 15,47% de Sujarchuk, y Luis Carranza, por UNA (Frente Renovador), se quedó con el tercer puesto con un discreto, pero no menos importante 18,03% de los votos.

El análisis de los resultados por localidades habla de la efectividad del aparato del Frente para la Victoria que conquistó la mayoría de los votos en las cinco localidades escobarenses. En Garín y Maquinista Savio Sujarchuk dio una verdadera paliza con números abrumadores. En la primera llevó a los 43% y en localidad saviense se impuso  por arriba de los 50 puntos.

Con más discreción, el candidato del FpV ganó en Matheu por el 38%, en Ingeniero Maschwitz llegó a los 37 y en Belén se repartió los porotos con Leandro Costa que le ofreció resistencia y se plantó en los 34 puntos.

Luis Carranza vaticinó una polarización en las PASO entre el Frente Renovador y el Frente para Victoria, pero finalmente quedó a 23 puntos de Sujarchuk tras alzarse con 19.574 votos de todo el distrito. Pero hay que destacar del garinense que fue el último (y de apuro) en arrancar la campaña, haciéndose cargo de la candidatura que dejó vacante Leandro Costa cuando saltó sorpresivamente al macrismo. Sumado a ello, Carranza hizo una campaña por demás sobria por la falta de recursos.

No obstante, aprovechó el esperado “rebote” de Sergio Massa, y hoy ya está en condiciones de hacer ajustes para mejorar su performance de cara a las generales. Dos meses en este proceso electoral es una vida, y Carranza lo sabe.

Muy lejos de los principales actores de estas PASO, se libró la batallas por las chirolas.

La alianza Frente de Izquierda y de los Trabajadores cosechó el 4,46% de los votos y lo llevó posicionarse como la cuarta fuerza en estas PASO. Juan Martín Manghi y Sandro Salazar hicieron valer cada voto como si fuera de oro, a tal punto que el referente del PO se impuso sobre el delegado gráfico por 2.465 a 2.374.

Miguel Ross, del GEN, desojó la margarita y dejó afuera a Daniel Mosqueda en una interna que sumó 4,4% de los votos en Escobar para Margarita Stolbizer.

Quedaron por debajo de la barrera de los 1,5 puntos un sin fin de figuras ignotas que gozaron de 15 minutos de “popularidad”, pero nada más.

Como en todas las elecciones, el otro gran protagonista fue el voto en blanco que, con 12.601 electores que prefirieron pronunciarse de esta manera, representó el 10,34% del total.

Fuente: escobarnews.com