Tras ser convocados por Trabajo, los choferes de la línea 60 levantaron el corte de la Panamericana

Choferes de la línea 60, que atraviesan un conflicto laboral por despidos desde hace 36 días, liberaron la Panamericana, tras mantenerla bloqueada durante poco más de dos horas. Los empleados de la línea fueron convocados por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada a una negociación en el ministerio de Trabajo. La reunión comenzará a las 12.

Los manifestantes subieron a la autopista minutos antes de las 9.30 de la mañana y lo hicieron al grito de “es para Berni que lo mira por TV”. Quienes también se hicieron presentes en el lugar, en apoyo al reclamo, fueron los ferroviarios. “Vamos a tratar de hacer el corte de forma pacífica como permite la ley, pero es lo que no quiere dejar Gendarmería”, apuntó en declaraciones a la prensa el delegado Hugo Swarzmann.

Mientras, los choferes avanzaban sobre tres de los cuatro carriles de la traza, gendarmería desplegó un importante operativo en la zona, que incluyó helicópteros, 17 móviles y cinco camiones hidrantes.


La jueza María Servini de Cubría levantó ayer la restricción que existía para sacar los colectivos desde las terminales a prestar servicio pero dispuso que para ello se le ajustara el mecanismo de la tarjeta SUBE, con lo que los trabajadores interpretaron que debían cobrar boleto, algo que no estaban dispuestos a realizar ya que pretendían mantener esa medida de fuerza.

En consecuencia decidieron volver a marchar hoy a la autopista Panamericana para protestar cortando el tránsito, tal como lo hicieron anteayer, cuando fueron desalojados por Gendarmería en medio de graves incidentes en los que se registraron heridos y detenidos.

“Esperamos que no se repitan esas hechos, pero las fuerzas, (el secretario de Seguridad, Sergio) Berni y la jueza (Sandra) Arroyo Salgado tienen que garantizar nuestro derecho constitucional a la protesta”, manifestó Swarzmann.

En declaraciones a radiales, el delegado de los trabajadores de la línea 60, Esteban Simonettael, aseguró que en esa autovía, a la altura del kilómetro 41 en Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar, “hay cerca de 3 mil efectivos” de seguridad para “reprimir” el corte.

La línea 60, que une Constitución con Tigre y también con Escobar, transporta a 250.000 pasajeros todos los días pero desde el 23 de junio los colectivos dejaron de salir a la calle por un conflicto en el que los choferes reclaman la reincorporación de 53 despedidos, el cese del acoso laboral a los delegados y mejores condiciones de trabajo.

Los trabajadores denunciaron un “lock out” patronal al impedirles sacar los colectivos a la calle sin cobrar boleto, mientras que la empresa aseguró que los choferes habían “usurpado las terminales” y que los colectivos que salían a la calle “no reunían las mínimas condiciones de seguridad”.

En el medio hubo una medida de conciliación obligatoria que no fue acatada por las partes al no retrotraerse el conflicto a su inicio y medidas judiciales que impidieron a los trabajadores sacar los colectivos.

Fuente: escobarnews.com