“Guzmán busca ensuciar a quienes de verdad trabajamos por un cambio”

Ariel Sujarchuk negó enfáticamente ser socio comercial de Sandro Guzmán y lo desafió a presentar la documentación que certifica esa supuesta sociedad entre ambos. “Con la misma táctica del nazismo, Guzmán miente, miente y miente para ensuciar a quienes llegamos a la política para construir por el bienestar general y no para beneficiar intereses particulares. Las frases del intendente son una muestra más de la campaña orquestada para difamar a las personas cercanas al kirchnerismo y a nuestra presidenta Cristina Kirchner”, afirmó el referente de Hay Alternativa para el Cambio en Escobar (HACE).

El precandidato a intendente por el Frente para la Victoria (FpV) aclaró la supuesta relación comercial con Guzmán. “Años atrás, el intendente Guzmán convocó a cinco vecinos, para invertir en un terreno en Loma Verde con la promesa de que allí se levantaría un emprendimiento cultural para la comunidad y evitar que se instale una industria, con la prometiendo que iba a ser por un lapso breve. Le dije que si él lo hacía, que contara conmigo. Una vez más, Guzmán faltó a su palabra y ese proyecto quedó en la nada. No formo parte de una sociedad comercial con él. Mis abogados fueron a la Inspección General de Justicia y allí resulta imposible averiguar esa información a partir de los datos de las personas físicas”, relató Ariel Sujarchuk. “Jamás va a poder mostrar una sociedad comercial, porque no existe y me sigue amenazando con denuncias y aprietes a los que no voy a responder”, sentenció.

A la vieja práctica política del “carpetazo” que esgrime Guzmán, el titular de HACE respondió con una propuesta: “Pongo a disposición mi pequeña porción de ese terreno para que el intendente, quien dice ser un exitoso hombre de negocios inmobiliarios, construya allí viviendas para los miles de vecinos de Escobar que necesitan de una casa digna. Yo dono mi parte, vamos a ver si Sandro está dispuesto a hacer lo mismo. Así podemos hacer un plan de viviendas para los que no tienen terreno”.

Aunque muy molesto por este ataque a su persona, Sujarchuk tuvo tiempo para ironizar. “Antes de manchar a la gente de bien que trabaja por Escobar, yo le aconsejaría a Guzmán que revise lo que está tomando porque lo lleva a delirios y fantasías como lo de Nordelta y otros disparates más. Y si es tan buen constructor como dice ser, que lo aplique en Escobar porque las calles son un desastre, que supervise mejor la pésima calidad del asfalto, veredas y desagües con las que su gestión destruye el patrimonio de nuestro municipio”.

Y enfatizó: “Le propongo a Guzmán debatir sobre el proyecto político y de gestión distrital. No tengo nada personal con él. Al principio hablábamos, pero no sostiene lo que promete. Yo sólo quiero decirle que tengo diferencias sobre la manera en que gobierna Escobar y quiero otro proyecto para el distrito. No se trata de difamar ni de inventar sino de construir un Escobar mejor para todos.”

Fuente: Escobar News