Tras ser identificado, el soldado Jorge Inchauspe tendrá una placa con su nombre en el cementerio de Darwin

Placa en el pasaje que lleva su nombre, ubicado entre las calles Independencia y Pellegrini, en la entrada a Belén de Escobar

El soldado conscripto Jorge Inchauspe es uno de los 88 soldados que fueron identificados el año pasado en el cementerio argentino de Darwin, donde hay 121 tumbas que permanecían sin identificación. En los próximos meses, esos caídos en la guerra tendrán una placa con su nombre. Todo gracias a la lucha de la ONG No me Olvides, fundada por el ex combatiente Julio Aro.

Inchauspe, es uno de los cuatro héroes de Malvinas que son recordados en Escobar, tras caer en batalla en monte Longdon el 14 de junio de 1982.

Hijo de una familia radicada en Belén de Escobar en 1957, desde la adolescencia ya tenía muy en claro que quería seguir la carrera militar al crecer, pero no dejó que eso se interpusiera con su educación. Por eso, al ser convocado al servicio militar obligatorio, pidió una prórroga para poder terminar la secundaria en la Escuela Técnica N°1 Hipólito Bouchard.

Una vez recibido, con 19 años, estaba listo para unirse a la Marina. Pero un accidente haciendo deportes lo dejó con una pierna enyesada. Su futuro como soldado corría peligro. “Se podría haber salvado de la conscripción porque estaba enyesado, así que fue y se sacó el yeso él solo, para poder ir. Mis viejos lo querían matar”, recuerda Carlos, su único hermano.

Así fue que Inchauspe, fiel a sus planes, se incorporó al Batallón Comando de la Brigada de Infantería de Marina N° 1 y marchó a Malvinas.

Fuente: escobarnews.com