Una familia de Escobar construye y enseña a fabricar sillas de ruedas para niños sin movilidad

Luego de ver en un programa de televisión a la comunidad de una escuela de Miramar fabricar sillas de ruedas para personas con problemas de motricidad, Marcelo Fontana, vecino de Escobar, pensó que él también podía hacer algo para colaborar con la problemática.

Junto con Mariela, su pareja, y sus dos hijos de 15 años, el técnico aeronáutico de 49 años se puso manos a la obra y construyó una silla de ruedas que soporta alrededor de 25 kilos.

La familia de ceramistas creó luego la página de Facebook “Sillitas de Ruedas Para Ellos” para donarlas a quienes las necesitaran, y se sorprendieron al ver que, lejos de ser unos pocos, eran miles las personas que las solicitaban, no sólo de Argentina sino también de otros países de Latinoamérica.

Marcelo sostuvo en una reciente entrevista televisiva que “la segunda parte de todo esto es contarle a la gente que esto es fácil de hacer, invitar a las escuelas técnicas como proyecto para los chicos y que se replique porque la necesidad es muy grande”.

La primera silla entregada fue para Martina, una nena de Capital Federal que nació con el virus púrpura y debieron amputarle las piernas. A pedido de los usuarios de la red social, y ante la demanda extrema del procucto, los Fontana hicieron un tutorial para que otras personas también puedan armarlo.

El valor de la silla ronda los 1.700 pesos. Está compuesta por una silla de bicicleta para chicos ($400); dos ruedas ($1.200) y una estructura de caño ($120).

Fuente: escobarnews.com