Una mamá agredió a una maestra de una escuela de Garín

Cecilia Mistura, Directora del establecimiento educativo . Crédito foto: Ricardo Petersen

Un hecho lamentable se produjo ayer en la puerta de la escuela EPB N°5 de Garín, donde una mamá agredió violentamente a una maestra de primaria a la vista de todos los chicos que estaban retirándose del lugar.

Minutos después de las 12 del mediodía, Alejandra Pereyra, maestra del turno mañana de apróximadamente 25 años, fue sorprendida mientras organizaba la salida de los alumnos y los entregaba a sus respectivas madres.

Una de ellas, según el relato de los testigos, “le dio un cachetazo y la agarró de los pelos” mientras le propinaba una serie de insultos, lo que generó un gran susto en los chicos que presenciaron el hecho.

Gracias a la intervención de los padres, la docente, que en ningún momento atinó a defenderse, pudo escapar del ataque e ingresó a la escuela nuevamente en un estado de shock. Posteriormente las autoridades de la escuela hicieron la denuncia en la comisaría de la zona.

Una de las madres que presenció el violento episodio agregó detalles de lo ocurrido y explicó que la agresora “había llegado a la escuela con un cochecito de bebé y lo dejó en el medio de la vereda para ir a pegarle a la mujer”, que dicta clases en tercer grado división A del turno mañana.

La testigo aseguró que el hijo de la acusada, de apróximadamente nueve años, se sumó este año al curso porque “había tenido problemas y lo cambiaron de turno”. Y señaló que ha mostrado actitudes que llamaron la atención: “A mi nene lo escupió y después me enteré que a otros chicos les pegó. Dice que el papá trabaja en una carnicería, con muchos cuchillos y que los va a llevar al colegio”.

¿Qué ocurrió antes de la agresión? Según el relato, otro alumno le dijo a la maestra: “Seño, F. te está insultado”, haciendo referencia al hijo de la agresora. “Ya estoy acostumbrada”, respondió la docente, frase que generó la reacción de la madre y el posterior ataque.

“La mamá gritaba que la tenía cansada de que se quejara del nene. Le dio un cachetazo y la agarró de los pelos. Yo me metí y traté de separarlas”, agregó la testigo quien acompañó al interior de la escuela a la víctima, que estalló en llanto y que luego recibió la atención del personal médico que llegó ante el llamado de los directivos.

Fuente: escobarnews.com