Ariel Sujarchuk supervisó las obras en escuelas de Matheu y Belén

El intendente Ariel Sujarchuk recorrió Matheu y Belén de Escobar para supervisar distintas obras que se llevan adelante en la escuela secundaria Nº 9 y en el jardín de infantes Nº 908, dos de los establecimientos incluidos en el plan de inversión en infraestructura educativa lanzado por la Municipalidad de Escobar por un monto total de $30 millones.

En la escuela 9, ubicada en el barrio Saboya, se construye un aula que habilitará dos secciones para poder ofrecer mayor comodidad a los alumnos y ampliar la capacidad del establecimiento, que debido a la falta de aulas es el único del distrito imposibilitado para ofrecer los seis años obligatorios. También se construyen dependencias administrativas donde funcionarán la dirección, la secretaría y la portería.

“Estamos atravesando el tramo final de una obra que cambia sustancialmente las condiciones de la comunidad educativa, ya que permitirá que los alumnos terminen el ciclo secundario de educación media en la misma escuela donde comenzaron, algo que parece obvio pero no venía sucediendo. Además, las condiciones de trabajo de los docentes y del personal auxiliar no eran dignas y por eso decidimos aportar esta mejora en las instalaciones, porque por más que la gestión de las escuelas sea de carácter provincial, nuestros chicos tienen urgencias y nosotros no vamos a quedarnos de brazos cruzados”, explicó el jefe comunal, quien al retirarse de la escuela secundaria saludó a integrantes del nuevo taller de oficios municipal en el momento que se dirigían a la escuela primaria Nº 17 para entregar la primera partida de sillas y mesas restauradas.

Por su parte, en el jardín 908 del barrio Las Lomas, en Belén de Escobar, se construye un aula con sanitarios y se refuncionalizan los existentes de manera de adaptarlos a las necesidades propias del establecimiento. Esta aula nueva permitirá trasladar a los niños que actualmente reciben clases en el salón de usos múltiples, además de recuperar el antiguo espacio para su función original. Durante los últimos días, se finalizaron los trabajos de mampostería y se trabaja para agregar una puerta de acceso nueva sobre la calle Frutos González.

“Las obras avanzan a buen ritmo y en las próximas semanas estarán terminadas por lo que esperamos que el año que viene haya muchísimos más chicos escolarizados y no estén a la espera de que se libere un cupo. Lo que puede hacer un municipio por la educación es apoyarla. Y eso se traduce en generar más vacantes y más espacio para que los colegios aumenten las matriculas y puedan inscribir mayor cantidad de alumnos. En definitiva, no anteponer intereses partidarios sino trabajar, siempre dentro de las limitaciones de cualquier presupuesto municipal, para que los chicos puedan estudiar como se lo merecen. No estamos poniendo ladrillos, estamos construyendo mejor educación para los pibes de todo el partido de Escobar”, finalizó Sujarchuk.

Fuente: escobarnews.com

Compartir