La muerte de un joven pone en el ojo de la tormenta a la UDP de Garín

Consternación, dolor y bronca son los sentimientos que se respiran en Garín desde el domingo pasado cuando Nahuel Bollero (27) falleció en la Unidad de Diagnóstico Precoz (UDP) de esa localidad.

Según consignaron sus propios familiares, el joven había ingresado a las 8.30 hs. del domingo al establecimiento sanitario con un fuerte dolor en el pecho y cabeza, y aproximadamente a las 14.35 hs., ante la falta de respuesta por parte de los médicos, su propia mujer decidió ingresar hasta el lugar donde el joven permanecía en observación, pero al entrar, la mujer encontró a Nahuel muerto en una camilla y cubierto con una sábana, lo que despertó las sospechas de que su deceso fue producto de una mala praxis médica.

La noticia de la muerte de Bollero circuló con fuerza a través de las redes sociales, desde donde se organizó una movilización para exigir el esclarecimiento del hecho, por lo que la UDP fue blindada con un fuerte dispositivo policial desde las primeras hora de la tarde de ayer.

Si bien la convocatoria prometía ser multitudinaria, solo los familiares, amigos de Bollero y un puñado de vecinos que se solidarizaron con la familia de Nahuel fueron hasta las puertas de la UDP para denunciar que la muerte del joven se produjo por una mala praxis.

A los relatos de lo ocurrido con Nahuel, se sumaron otros casos en que se denuncian “malos tratos” del personal que trabaja en la UDP e “impericia” de su cuerpo médico:

Por lo pronto, fuentes comunales brindaron algunos detalles del cuadro clínico en que se encontraba Bollero al momento de su ingreso a la Unidad de Diagnóstico Precoz.

Entre los puntos a destacar, se señala que al paciente se le realizó un electrocardiograma que mostró un cuadro normal de su ritmo cardíaco, y que por persistencia de la cefalea, a las 13.30 se solicitó la derivación del hombre al Hospital Provincial Erill.

“En ese momento, el paciente presentó un episodio de convulsión con posterior paro cardíaco. Rápidamente, los profesionales a cargo iniciaron la reanimación cardiopulmonar, pese a los trabajos realizados durante 50 minutos, y siguiendo todos los procedimientos establecido por el protocolo médico en estos casos, a las 14.35 se determinó el fallecimiento de la persona y se decidió realizar una autopsia para determinar las causas de su deceso” señala en el final del informe.

Por otra parte, se supo que el médico actuante fue suspendido “hasta nuevo aviso” y que el intendente de la Municipalidad de Escobar, Ariel Sujarchuk, dispuso el desplazamiento del subsecretario de Salud, Ernesto Girola.

Fuente: escobarnews.com