El Paseo de las Esculturas, el nuevo atractivo cultural de Ingeniero Maschwitz

El intendente Ariel Sujarchuk inauguró el Paseo de las Esculturas, un verdadero museo a cielo abierto emplazado en el parque Papa Francisco de Ingeniero Maschwitz. El nuevo espacio, realizado en su totalidad con recursos propios de la Municipalidad de Escobar, representa un concepto cultural novedoso, único en el distrito y en toda la región, y podrá visitarse todos los días con entrada libre y gratuita. Durante toda la jornada inaugural más de 2000 personas recorrieron el circuito donde se exponen las obras realizadas en cemento y en hierro por prestigiosos escultores locales.

“La cultura fue desde el primer día una de las prioridades de nuestra gestión. Y hoy estamos inaugurando un paseo que pone la cultura al alcance de todos literalmente, no sólo porque es un espacio gratuito, sino porque estas esculturas maravillosas están expuestas en un parque público y al aire libre. Seguramente este lugar será un ícono para Ingeniero Maschwitz, un pueblo siempre tan relacionado con las expresiones artísticas, y también para toda la provincia de Buenos Aires, porque hay muy pocos paseos como este”, manifestó Sujarchuk luego del tradicional corte de cintas, acompañado por el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Ramos; funcionarios municipales y concejales de distintos espacios políticos.

El Paseo de las Esculturas consiste en un recorrido de nueve obras: “Papa Francisco”, de Eduardo Noe; “Mamacha”, de Mecha Savall; “El gallo”, de David Klauser; “Encuentro y desencuentro”, de Hernán Guiraud; “Avis”, de Quique Gurevich; “Solidaridad”, de Daniel Fernández; “Compañera”, de Savino Beltrán; “La dama del bosque”, de Leyla Devi; y “El árbol de la vida”, de Gabriel Schmit. Esta última escultura se encuentra junto a una laguna de 1500 metros cuadrados, donde además de construyó un puente peatonal de estructura metálica y, para delimitar el perímetro del espejo de agua, se realizó un trabajo paisajístico con palmeras y especies como lapachos y jacarandaes.

La obra se completa con la revalorización del espacio público realizado por el municipio, que incluyó la colocación de nuevo equipamiento urbano (bancos, cestos de residuos y señalética), la puesta en valor de dos postas que tendrán a cargo la seguridad del predio, y la instalación de nuevos puntos lumínicos con lámparas LED de última generación en todo el predio.

“Este lugar era un descampado y hoy es un espacio maravilloso. Esas transformaciones que logramos hacer entre todos en muy poco tiempo son las demostraciones más cabales que cuando se quiere se puede. Estoy convencido que obras como estas nos elevan como distrito. Si gobernar fuera nada más que tapar baches, poner luces y recoger la basura, haría falta solamente un gerente y tres contratos. Claro que eso es importante, pero gobernar es también generar cambios culturales, crear conciencia desde la educación, el trabajo, la integración, el respeto. Por eso ahora tenemos que comprometernos a cuidar este hermoso lugar gratuito, que está abierto todos los días a toda hora, porque si cuidamos la cultura es porque la valoramos. Y valorar la cultura significa empezar a torcer la historia en beneficio de todos”, concluyó Sujarchuk.

Fuente: escobarnews.com