Sujarchuk: “Sigamos ejercitando el músculo del corazón con más gestos solidarios”

El intendente de la municipalidad de Escobar acompañó a las autoridades del Hospital Provincial Erill y de la Asociación Cooperadora durante la inauguración de la sala para médicos residentes, una obra muy esperada por la comunidad del centro de salud ya que mejora sustancialmente las condiciones laborales de los profesionales que atienden el servicio de guardias.

El nuevo pabellón cuenta con tres habitaciones, una pequeña área de cocina y un sector de vestuarios y tiene por objetivo brindar un espacio confortable de aseo y descanso a los médicos clínicos, cirujanos, traumatólogos, bioquímicos y anestesiólogos durante sus horas de guardia.

“Acompañamos con profunda emoción esta obra que es el fruto de la magnífica tarea que llevan adelante la Cooperadora, las autoridades médicas y todo su equipo de profesionales. Si no tuviéramos esta comunidad activa, el hospital hoy estaría en una situación mucho más compleja. Por eso hay que aprender de aquellos que están hace años colaborando por los demás y ser capaces de mantener lo que ellos supieron hacer durante tantos años para garantizar salud y futuro a las nuevas generaciones. Esta no es una simple inauguración, sino que estamos materializando la suma de un montón de gestos solidarios. Tenemos que seguir ejercitando el músculo más importante que es el del corazón, con solidaridad y generosidad, para sentirnos mucho mejor dando que recibiendo”, remarcó Sujarchuk, quien estuvo acompañado por el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Ramos; ediles de distintos bloques políticos y funcionarios de su gabinete municipal.

“No hay manera de superar las dificultades si no lo hacemos entre todos juntos. Escobar da ejemplos claros de unión para hacer el bien, ser solidarios y pensar en el otro. En este caso puntual, la Cooperadora nos regala este hermoso espacio para que la gente de guardia las 24 horas tenga un lugar digno para descansar y así seguir trabajando por la salud de ese prójimo que viene al hospital a curarse”, enfatizó la directora del Hospital Erill, Fernanda Bigliani.

Desde su asunción, la gestión Sujarchuk demostró un enorme compromiso con mejorar la grave crisis edilicia, de recursos humanos e insumos que atraviesa el hospital provincial. Además de donar $10 mil de su sueldo de manera constante desde marzo de 2016, el jefe comunal dispuso en marzo pasado la entrega de un subsidio municipal de un millón de pesos para afrontar las necesidades más urgentes que aquejan al Erill, como la de garantizar las guardias médicas y la provisión de insumos a sus pacientes. Además, desde el municipio se promueven constantes actividades solidarias que ayuden a paliar la crisis del centro de salud de la región.

Fuente: escobarnews.com