Vidal, Sujarchuk, y el hecho político que no fue

En el día de ayer, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, pasó por el distrito de Escobar para visitar a una microemprendedora de Maquinista Savio, y el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, quiso sacar un rédito político que no pasó de la foto.

Desde la mañana muy temprano de este martes, medio municipio estaba abocado a preparar la recepción de la mandataria provincial que, desde hace algunos días, había avisado que iba a pasar por el distrito escobarense y, si bien desde el entorno de Vidal se aclaró que se trataba de una visita informal, Sujarchuk no perdió las esperanzas de llevar un poco de agua para su molino.

Se puso su mejor traje, se peinó para la foto, agarró un par de plantitas, convocó a la prensa para lo que suponía un hecho politico, y se fue corriendo hasta Ingeniero Maschwitz a esperar a que llegara el helicóptero que traía a la gobernadora y otros funcionarios de la Provincia.

Sorprendida por la recepción, Vidal recibió las plantas de manos del intendente y hasta se prestó para algunas fotos con Sujarchuk, pero la Gobernadora tenía otros planes, por lo que después de unos pocos minutos de su arribo a Ingeniero Maschwitz, cordialmente se despidió del jefe comunal, frustrando todo intento de que esa visita tuviera alguna interpretación política. No era una visita protocolar.

Tal vez, Sujarchuk se ilusionó con la idea de que “Mariú”, como le dicen en confianza a la Gobernadora, repitiera en Escobar lo que viene haciendo en otros distritos, donde Vidal “baja” con todo su equipo para analizar las diferentes problemáticas que deben afrontar sus intendentes. Pero ayer no fue el caso de Escobar y el Jefe comunal se quedó con un sabor amargo, y, ante el ninguneo, quiso destilar su bronca a través de un comunicado oficial con un relato propio del kirchnerismo.

Si bien desde la Provincia se informó que la visita era de carácter informal, y que tenía como único objetivo encontrarse en Maquinista Savio con una emprendedora beneficiaria del programa PROMESA (Provincia Microempresas S.A.) y para garantizar el apoyo del Banco Provincia a “quienes quieran crecer” , desde la Dirección de Prensa de la Municipalidad de Escobar se destacó en un comunicado que la Gobernadora Vidal “había decidido viajar desde La Plata hasta Maquinista Savio para reencontrarse con una vecina a la que ya había visitado durante la campaña electoral”.

Despechado por el hecho político que no fue, Sujarchuk quiso darle un contenido más acorde al traje de alpaca en el que se había enfundado desde temprano para recibir a Mariú, e hizo una referencia a la localidad saviense para que la mandataria provincial tome nota: “Savio es una de las localidades más postergadas de nuestro distrito, donde sabemos que a diario se viven situaciones de extremo inseguridad y donde faltan muchas obras por hacer”, una manera muy enroscada de querer dejar en evidencia que la Gobernadora viajó desde La Plata en helicóptero para visitar a una militante, mientras que la localidad de Maquinista Savio sigue teniendo problemas estructurales por la ausencia de la Provincia.

Muy lejos de la pretendida “cálida bienvenida”.

Y como no quería quedar en ridículo por los preparativos para la recepción de Mariú, Sujarchuk expresó a través del mismo comunicado oficial que “Me enorgullece que haya podido conocer este magnífico predio de Maschwitz que recuperamos, en beneficio de la comunidad, para desarrollar nuestro polo de educación superior y albergar a nuestras fuerzas policiales”, aunque en rigor, la mandataria solo recorrió los pocos metros que separaban al helicóptero del automóvil que la trasladó hasta Maquinista Savio.

Pablo Aiello
Director de escobarnews.com