Detienen en Uruguay al asesino de los policías del blindado de Banco Provincia asaltado en Garín

Mario Enrique Bagnera, de 39 años, quien cometió el asalto en 2010, fue apresado por Interpol en Montevideo, Uruguay. El individuo había fugado de la cárcel de Ezeiza en 2013, junto con otros 12 presos, motivo por el cual renunció el jefe del Servicio Penitenciario, ya que el escape tuvo ribetes cinematográficos.

El líder de una banda que en 2010 asesinó a dos policías al asaltar un camión blindado en la ruta Panamericana a la altura de la localidad de Garín, y que en 2013 se fugó del penal de Ezeiza junto a otros 12 presos, fue detenido por agentes de Interpol en Montevideo.

Interpol Uruguay contaba con información acerca del prófugo y montó un operativo que terminó con su captura, tras lo cual, confirmó que se trataba de Bagnera mediante un cotejo de huellas dactilares.

Luego de la detención se comunicaron con el fiscal Juan Facundo Flores, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 descentralizada en Escobar, ya que tuvo a cargo por jurisdicción la instrucción de la causa por el asalto al blindado y había requerido la captura de Bagnera, quien estaba prófugo desde el 20 de agosto de 2013.

Ese día, Bagnera y otros 12 presos escaparon del pabellón B del módulo 3 del Complejo Federal I de Ezeiza, lo que provocó la renuncia del entonces jefe del Servicio Penitenciario, Víctor Hortel, que calificó el hecho como “cinematográfico”.

Los detenidos lograron evadirse mediante un boquete de 40 por 22 centímetros realizado en el hormigón armado de la celda 22 y, para las autoridades, la fuga no se podría haber llevado a cabo “sin complicidades internas y sin una logística y apoyo externo”.

Para salir de la cárcel, los presos debieron romper casi 30 centímetros de concreto y luego construir un túnel a través del cual salieron a la parte exterior del módulo y luego de cortar alambrados perimetrales, llegaron a la calle.

Tras la fuga, el Ministerio de Justicia de la Nación ofreció recompensas por cada uno de los evadidos, la mayoría de los cuales fueron recapturados posteriormente.

Al momento de escapar, Bagnera cumplía condena por dos asaltos a blindados en La Boca y estaba imputado del atraco al camión de caudales del Banco Provincia que el 23 de noviembre de 2010 transportaba más de 20 millones de pesos por la autopista Panamericana.

En esa oportunidad, al menos 12 delincuentes que circulaban en cuatro autos interceptaron el blindado en el kilómetro 38 del ramal Escobar y mataron a balazos a los dos policías que manejaban los dos patrulleros de custodia, Darío Fabián García (46) y Rubén Fangio (42).

Por este caso, 14 imputados son sometidos a juicio desde mayo en los tribunales de Campana y se estima que el debate, en el que se hubiera juzgado a Bagnera si éste no se hubiera evadido de Ezeiza, se prolongará por otros dos meses.

Fuente: escobarnews.com