En Escobar arribaron tiempos de intolerancia política que se ha convertido en delincuencia

Por Gonzalo Fuentes

La campaña electoral  escobarense en vistas a las PASO del próximo domingo 9 de agosto se ha visto enardecida por un creciente clima de intolerancia, actos de vandalismo en ruptura de carteles, agresiones por supuestos “soldados políticos”  sin habernos enterado que estábamos en guerra, y una cadena de despidos municipales que incursionan en la persecución política. La consigna es concreta, no se debe pensar diferente, solo hay una alternativa, la que el dinero y los acuerdos celebrados entre los supuestos dueños del voto popular a escondidas y de espaldas al vecino.

De la intolerancia política se paso al vandalismo, digamos las cosas por su nombre, no es militancia,  es delincuencia, lisa común y simple, la cual debe ser investigada a la luz de los elementos de prueba con los que se cuenta.

No se puede tolerar la intolerancia, por su causa peligra el normal desarrollo de la sociedad, se atenta contra las instituciones y se nos pretende negar la libertad de elección.

A diferencia de estas expresiones políticas estamos dispuestos a escuchar la argumentación contraria, a ver su lado positivo, y aceptar sus razonamientos, a contracara la intolerancia y la violencia no resultan   más que el signo común de aquellos que por inercia temen a la confrontación, el análisis y debate de  ideas políticas. Desde el Frente Renovador reivindicamos  el debate político y el dialogo entre las diferentes expresiones electorales, convencidos que  solo con la participación de todos los sectores se logrará una real mejora en la calidad de vida de los escobarenses, objetivo central de todos aquellos que incursionamos en política. Recordemos que la intolerancia dificulta lograr acuerdos de gobierno en la de por sí  fragmentada tarea  legislativa.

Desde el Frente Renovador convocamos a los espacios políticos responsables a la reflexión, tal vez sea momento de recordar porque allá a lo lejos empezaron su militancia y compromiso con la política.

Todos los argentinos somos conscientes del largo y penoso camino que transitamos para ejercer nuestro derecho a la libre elección, cuidemos entre todos estos logros,  la intolerancia puede empujar hacia un sistema autoritario, evitemos que en nuestro Escobar los intolerantes nos roben el pueblo que todos queremos, cuidemos los logros con nuestro voto.