Largas colas para tramitar el nuevo DNI en el Jumbo de Escobar

El próximo 30 de junio las viejas libretas de enrrolamiento y cívicas, y los DNI (tapa verde o celeste) dejan de tener validez como documentos de identidad por lo que todos los ciudadanos deben reemplazarlos por la nueva tarjeta emitida por el Ministerio del Interior de la Nación.

A poco más de 60 días de la fecha límite, las delegaciones del Registro Provincial de las Personas, que siguen operando con una modalidad propia del siglo XIX, no tienen capacidad para atender a los miles de pedidos de cambio de DNI.

Frente a esta situación, el Ministerio del Interior de la Nación ofrece una alternativa para quienes cuenten con una tarjeta de débito o crédito: Los centros de documentación rápida que funcionan en grandes centros comerciales y shoppings de todo el país.

En Escobar, existe esa posibilidad que está ubicada en el hall principal del hipermercado Jumbo (Autopista panamericana y Ruta Prov. 25), donde centenares de personas día a día luchan desde la madrigada por conseguir uno de los 150 turnos para relaizar el trámite.

Escobar News estuvo esta mañana bien temprano allí para registrar las vivencias de los protagonistas de esta historia.

Eran cerca de las 5 de la mañana cuando en la entrada al hipermercado ya habían 25 personas esperando con reposeras y equipos de mate. Pero no pasaron más de 15 minutos para que la cola se multiplicara por cinco, como si fuera la hora señalada. Son de distintos puntos del distrito de Escobar, pero también vinieron de Pilar, Campana, Zárate, e incluso desde Baradero.

Salvo que se trate de una promoción, los shoppings no ven con buenos ojos filas, por lo que por cuestiones de estética, la seguridad del Portal Escobar invitó a las más de 100 personas a pasar a un inmenso salón a los fondos del centro comercial donde esperaron hasta la hora de atención del centro de documentación rápida.

Con el correr de las horas se iban sumando más personas a la larga fila con la incertidumbre si iban a no a estar dentro del cupo de trámites para este día. Unos desistían, pero otros especulaban con que alguno que estuviera antes de ellos tuviera algún impedimento para hacer su nuevo DNI.

Las cinco horas de espera fueron consumidas en las colas de diversas maneras. Más allá del típico mate, algunos mataban el tiempo revisando las novedades en las redes sociales desde sus celulares, otros jugaban con sus hijos, y los más afortunados aprovecharon sus reposeras para dormir esas largas horas. Todo valía a la hora de hacer volar el tiempo, y mientras que en la cola se generaban nuevas amistades, otros repasaban parte de su vida que quedó reflejadas en sus viejo documento de identidad.

Ese fue el caso de Manuel, un vecino de la localidad de Del Viso que con sus joviales 85 años permaneció de pie durante toda la espera. Y en esas circunstancias, el hombre mostraba con orgullo a su vieja “almacenera” -como se suele llamar a las libretas de enrrolamiento por su característico tamaño- con incontables sellos de votación que daban testimonio de su participación cívica en diversos comicios. También allí estaba registrado su matrimonio. “Esta fue mi sentencia de muerte” ironizó Manuel al referirse a su casamiento. pero al llegar a la página 15, el hombre hizo una pausa, se sonrió y señalando esa añeja hoja recordó algunas de las muchas anécdotas que cosechó en el servicio de conscripción.

Mientras Manuel avanzaba con su charla sobre aquellos años, al lado una mujer asentía cada palabra del abuelo mientras hacía correr los minutos tejiendo un pullover para su nieta recién nacida.

Así, entre historia e historia, pasaron las horas hasta que finalmente el personal de seguridad permitió el acceso al hall central del hipermercado y el puesto de documentación empezó a dar los 120 turnos. Y como era de esperar, muchos se quedaron sin la posibilidad de hacer su trámite cuando el último número fue repartido.

Fuente Escobar News

Comentarios