La clínica Fatima en el ojo de la tormenta por un caso de mala praxis

En horas de la tarde de ayer, familiares, amigos y vecinos de Ariel Ríos, el joven que falleció en la clínica Fátima de Escobar, a raíz de una aparente mala praxis médica, reclamaron nuevamente frente al nosocomio para exigir justicia.

Los padres del fallecido joven de 15 años, oriundo de la localidad de Matheu, encabezaron la movilización que partió de la plaza General San Martín hacia la clínica, donde los esperaba un fuerte dispositivo policial, lo que sumó bronca al dolor de los manifestantes que exigen el esclarecimiento de la muerte de Ariel.

Allí, los manifestante dejaron de hacer sonar sus tambores para rezar “por el espíritu” de Ariel, tras lo cual vecinos del joven criticaron a los directivos del sanatorio por no controlar a los profesionales médicos que contratan.

Además de pedir justicia, los padres albergaban la esperanza de ser recibidos por los directivos del establecimiento sanitario, pero la policía que flanqueban el ingreso a la clínica Fátima les informó que el director que debía entrevistarse con ellos se encontraba en la ciudad de Mar del Plata participando de un simposio.

No obstante, la manifestación se mantuvo sobre la calle Spadaccini hasta pasadas las 19 y antes de la desconcentración los padres de Ariel prometieron seguir con esta mecánica de reclamos hasta que la muerte de su hijo quede totalmente esclarecida.

En diálogo con Escobar News, Víctor Ríos, papá de Ariel, indicó que están evaluando iniciar acciones judiciales contra la clínica Fátima y los profesionales que atendieron a su hijo. también explicó que con las marchas que encabeza junto a su familia busca además que no vuelva a ocurrir nuevos episodios como el que le tocó vivir a su familia.

“Los médicos de esta clínica le arrebataron la vida de mi hijo, y quiero que los responsables de ello pague las consecuencias” expresó entre bronca y tristeza.

Según sus padres, Ariel Ríos ingresó a la clínica el pasado 26 de marzo por un fuerte dolor de cabeza y una molestia en su pecho y los médicos que lo auscultaron le diagnosticaron apendicitis por lo que lo operaron de urgencia.
Tras la intervención quirúrgica, el cuadro de Ariel se fue agravando con el correr de los días para finalmente fallecer en una nueva operación.

Fuente: Escobar News