Descartan que un derrame haya contaminado el arroyo Garín

Días atrás, los vecinos que residen en la zona atravesada por el arroyo Garín se habían alarmado por el color blanco del agua que circulaba por es importante afluente y por una gran cantidad de peces muertos y muchos señalaban como responsable de la situación a la empresa Biogama (ex Estiquim) ubicada en la localidad de Garín que el pasado 29 de febrero fue clausurada por la Municipalidad.

En dicho establecimiento -que había sido abandonado por sus dueños y directivos y que producía biodisel y resinas sintéticas- se llevó a cabo un importante operativo para impedir un siniestro ambiental que pudiera alterar el ecosistema u ocasionar daños a los vecinos de Escobar.

De hecho, la Municipalidad de Escobar tomó la decisión de ingresar a la empresa Biogama, habiendo confirmado que en la misma se hallaban sustancias peligrosas, se llevó a cabo un procedimiento encabezado por la Secretaría de Control de Gestión e Inspección General municipal, en conjunto con el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Defensa Civil, Bomberos, Policía y personal de la Dirección de Prevención ecológica y sustancias peligrosas dependiente de la policía de la provincia de Buenos Aires.

Por otra parte, el Intendente Sandro Guzmán asumió, a través de un decreto municipal Nº 194/12, los costos que implicaban el tratamiento y la disposición final de dichos productos, entendiendo que podrían ser causantes de contaminación y, por ende, peligrosos para los vecinos y el Medio Ambiente.

Sumado a ello, en los últimos meses se habían suscitado diferentes desmanes por parte de personas no identificadas e incendios que podrían haber causado una tragedia.

Desde la comuna escobarense indicaron que “ya se retiró la totalidad de sustancias peligrosas encontradas en el interior, aproximadamente 300 toneladas de fluidos y un contenedor completo de sustancias de diferentes grados de peligrosidad”.

Las mismas fuentes municipales subrayaron que “gracias a estos operativos se evitó el derrame de sustancias peligrosas, aunque debido a las intensas lluvias y a las agrietadas piletas de contención de la empresa, hubo una fuga mínima de aceite vegetal que fue visto en el Arroyo Garín y causó alarma entre los vecinos de la zona”.

Sin embargo –dijeron desde la Municipalidad de Escobar- esto no representa peligro alguno para la población ni para el medio ambiente. No obstante esto, la Municipalidad de Escobar tomó las muestras del caso, aguas arriba y aguas abajo del derrame, para evaluar el estado del arroyo.

Las medidas tomadas al momento de detectarse el derrame, fueron realizar los diques de contención para evitar fugas mayores; y descargar agua limpia para remover los líquidos, diluirlos y así favorecer la oxigenación en el arroyo.

“La falta de oxigenación del agua provocada por la resina vegetal fue el causante de la mortandad de peces y no la ingestión por los peces de esa sustancia” enfatizaron las fuentes consultadas por este medio periodístico.

Cabe destacar que dentro de la fábrica se realizó la limpieza total con tanques cisterna. Mientras que la disposición final de todas las sustancias fue ejecutada por el Empresa Recovering, habilitada para el caso.

Por último, la Municipalidad de Escobar anticipó que iniciará las acciones legales pertinentes contra la empresa, teniendo en cuenta la gravedad del daño ambiental que pudo ocasionar, así como también los costos que conllevará el saneamiento final, el cual fue asumido por la comuna.

Fuente: escobarnews.com